EL JUEGO
INTRODUCCIÓN
«¡Buenas tardes, aficionados a los deportes! Bienvenidos al gran campeonato de Blood Bowl de esta noche. Os uniréis a miles de miembros de todas las razas del mundo conocido, todos ellos gritando como locos a la espera del partido de esta noche. Jim, amigo, ¿podrías recordarnos brevemente las reglas para los que se acaban de unir a nosotros?
¡Sin problema, Bob! Como ya sabéis, el Blood Bowl es un conflicto épico entre dos equipos de guerreros muy bien blindados y bastante locos. Los jugadores pasan el balón, lo lanzan o corren con él para intentar llevarlo al otro extremo del campo, la zona de anotación. Evidentemente, el otro equipo debe intentar detenerlos y hacerse con el balón. Si un equipo logra llevar el balón a la zona de anotación rival, se dice que ha marcado un touchdown. ¡El equipo que anote más touchdowns al final del partido gana y se convierte en el campeón de Blood Bowl!»
ORÍGENES
Blood Bowl, el improbable precursor del fútbol americano inspirado en el universo fantástico de Warhammer, es un ultraviolento deporte por equipos. ¡Reúne a un equipo de orcos, elfos o enanos, entre muchas otras criaturas fantásticas, y entra en el estadio más sangriento de la historia! Este gran deporte fue creado originalmente por Jervis Johnson y publicado por primera vez por Games Workshop en 1987. Aquel juego de mesa, que estaba basado en el universo de Warhammer, fue un gran éxito en los años 80 y 90, e incluso cuenta con una legión de aficionados hoy en día.
RESUMEN DEL JUEGO
Blood Bowl, que en parte es un juego de estrategia y en parte es un simulador de deportes, pondrá a prueba la paciencia de los mejores estrategas. Los principios básicos del juego son extremadamente simples: dos equipos y un balón. Marcará un touchdown el equipo que llegue, sea como sea, a la zona de anotación rival con el balón. No hay límites: podrás pisotear o lisiar a un jugador rival mientras el árbitro mira convenientemente hacia otro lado.
Blood Bowl se ha convertido en un referente en términos de táctica y estrategia. Cuenta con una amplia variedad de razas para atraer a cualquier tipo de jugador, así como un gran número de opciones tácticas. Además, la victoria requiere ser muy hábil en el juego y tener unos nervios de acero. El humor constante, el uso de armas y una gran selección de irregularidades es lo que diferencia a Blood Bowl de los simuladores de deportes más clásicos, para deleite de los jugadores.